Cuenta la Leyenda

Como Presidente de Andana Central.
Nuestro reconocimiento al amigo y compañero Ferroviario Luis Maria González.
Nos enriqueces con tus escritos.
Hace que amemos el mundo del Metro, que tanto amamos.
Gracias por compartir amigo y compañero Metrero.

Video: https://www.telemadrid.es/cuenta-la-leyenda/Cuenta-Leyenda-2-2359884012–20210716103500.html

18 de julio de 2021 – 22:35 (Actualizado: 18 de julio de 2021 – 22:35)

REDACCIÓN

Las calles, plazas y edificios de Madrid están repletos de fantasmas y de leyendas que han llegado hasta nosotros con diferentes versiones. ¿Sabrías por ejemplo decir por qué se llama así la calle de la Cabeza? ¿O por qué se escuchan lamentos fantasmales en la estación Tirso de Molina?

¿Es cierta la leyenda que dice que el Caballero de Gracia era un ‘Don Juan’? ¿Y por qué se cuentan historias de fantasmas en la Plaza Mayor?

La historia de la calle de la Cabeza es sorprendente. Está relacionada con un cura llamado Braulio, muy bondadoso y caritativo, incluso con quienes tenían una ‘dudosa reputación’. De hecho, un joven al que dio cobijo, fue el que originó la leyenda de esta calle, que evidentemente, está relacionada con una cabeza…

También descubriremos la leyenda que se esconde tras el nombre de la calle del Desengaño, en el distrito centro. Solo una pista: es una historia de amor y un duelo de espadas con un final inesperado.

Conoceremos también un poco más a uno de estos espadachines: el caballero de Gracia, que se ganó de forma inesperada (y algo equivocada) el ‘Sanbenito’ de ser un Don Juan.

Las leyendas de Madrid no solo las encontramos entre sus calles, sino también en los subsuelos. El metro de Tirso de Molina también encierra un misterio sin resolver. ¿Por qué hay personas que aseguran haber escuchado lamentos? Buscamos una explicación.

y como no podía ser de otra forma, buscaremos leyendas y algún que otro fantasma en la Plaza Mayor, un lugar que vio morir a muchas personas (ya que fue centro de ejecuciones públicas durante mucho tiempo), y en donde también vivieron dos curas que ‘torcieron’ su camino. Ambos pasaron de ser curas a asesinos.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s